Antecedentes de la contabilidad

Los hombres antiguos, primeros pobladores que se asentaron en pequeños núcleos de población mantenían negociaciones entre ellos en forma de truque o comenzaron a crear los antecedentes del comercio.

Todos estos acontecimientos requerían por parte de estos primeros comerciantes el hecho de poder plasmar los datos y no guardarlos en la limitada memoria, de esta forma se podían corregir errores o evitar problemas administrativos o litigios que son y siempre han sido inevitables.

En lugar de la memoria, como instrumento primordial se creo la necesidad de apuntar todos estos datos y archivarlos, fue así como se comenzó a crear la historia de la contabilidad. También se preocuparon por conocer las tablas de multiplicación. Algo muy necesario para el buen devenir de todo tipo de comercio y la buena evolución de la civilización.

Antecedentes de la contabilidad en la Antigua Mesopotamia

Dentro de esta antigua civilización que surge hace más de 6000 años en la región que ahora se denomina Irak, aparece uno de los primeros testimonios de la utilización de la contabilidad. Destaca por su complejidad el conocido código Hammurabi, de unos 3700 años de antigüedad y que contenía un abundante contenido de leyes y normativas sobre el derecho civil y el derecho penal, así como distintas regulaciones sobre el comercio, la explotación agrícola, o el funcionamiento de los créditos. Este mismo código, exigía a los comerciantes de la zona la utilización obligatoria de un registro y de llevar una rigurosa cuenta de las actividades económicas. Destaca por tanto, la elevada complejidad sobre la contabilidad, que casi como en los tiempos modernos, ya existía en la Mesopotamia antigua. Es por eso que no podíamos pasar por el alto el código Hammurabi y considerarlos como el antecedente de la contabilidad por excelencia.

Antecedentes de la contabilidad en Egipto

Aparte del profundo desarrollo contable de Mesopotamia, destaca también como antecedente de la contabilidad, los papiros encontrados en el antiguo Egipto faraónico. El pueblo egipcio destacó por ser una civilización altamente centralizada, y los papiros que se conservaron hasta nuestra época quizás, por la dificultad de descifrarse no han contribuido a considerar al pueblo egipcio como pionero de la contabilidad.

Antecedentes de la contabilidad en la Grecia Antigua

La contabilidad también fue una herramienta necesaria que apareció en muchos de los templos de adoración griegos. Esta aparición corresponde a varios siglos después que en las civilizaciones como Mesopotamia o Egipto, y su participación se basaba en la anotación escrupulosa de los bienes o donaciones realizadas por los fieles, los prestamos realizados entre particulares o por parte del estado griego. Aunque quizá el mundo de la Grecia antigua no destaque por ser uno de los antecedentes de la contabilidad en sí, si podemos afirmar por la gran cantidad de material que ha sobrevivido, que si que fueron los pioneros en asentar un sistema crediticio moderno, una constitución bancaria con alta complejidad, muy similar a la de nuestros tiempos modernos, por ello si que podemos considerar a la antigua Grecia como el antecedente de la banca moderna.

Antigua mesopotamia

Antecedentes de la contabilidad en la Roma Antigua

Como casi todos los antecedentes civiles, tenemos la necesidad de remontarnos a la historia del pueblo romano para conocer también a otro de los antecedentes de la contabilidad en el pueblo de Roma. Ningún otro sitio quizás pueda caracterizarse por la minuciosidad con la que se anotaban y registraban todos los acontecimientos mercantiles, como los encontrados durante la Roma antigua.

Los comerciantes de la época utilizaban el llamado libro de contabilidad “Acepti et expensi” donde se anotaban los gastos de entrada y salida tal y como hoy en día se anotan los balances de gastos y pagos.